fintors
INFORMACION FINANCIERA PARA INVERSORES

Blog de Fintors

¿Es la inversión en bolsa para todo el mundo?

Publicado el
6 de octubre de 2020

Índice:

Introducción

Hace unos días, hablando con un amigo me dijo lo que estaba ahorrando mensualmente (que era una cifra alta para las condiciones actuales en España) y de ahí, la conversación derivó hacia la inversión de ese ahorro. Él abogaba por invertir el ahorro en viviendas para luego alquilarlas y que eso le generara el ingreso pasivo que estaba buscando. Yo le dije que había formas más eficientes de invertir el dinero, sin tener que hacer una inversión inicial tan alta como al adquirir una vivienda, como, por ejemplo, invertir en bolsa. Le cambió la cara. Podía ver cómo le estaba hablando pero él no me escuchaba. Si decide invertir su ahorro, seguramente no invierta en bolsa y, en parte, lo entiendo. Para alguien que no tiene ni la más mínima idea, la bolsa puede parecer algo lejano y complejo.

La percepción de la inversión en bolsa por la sociedad

Y es que tradicionalmente, desde el desconocimiento, nuestra sociedad ha tendido a calificar la inversión en bolsa como un “juego” o, en el mejor de los casos, como “algo muy arriesgado reservado para unos pocos con mucho dinero”. Sin embargo, la inversión en bolsa, bajo mi punto de vista, es recomendable casi para todo el mundo que cuente de manera recurrente con la materia prima necesaria para ello: el ahorro.

A largo plazo, invertir en acciones o incluso en índices, se ha mostrado como la mejor clase de activo por retornos. (Esto no lo digo yo, lo dice el profesor Jeremy Siegel). Esto es así, porque los precios de las acciones, a largo plazo, como indicaba Peter Lynch, tienden a reflejar la evolución de los beneficios de una empresa. Y los beneficios empresariales, globalmente, tienden a aumentar, porque, a pesar de todo, el mundo continúa avanzando y progresando y así lo seguirá haciendo en el futuro.

Por tanto, no hay otra clase de activo que pueda competir en rendimientos contra los de la renta variable, en general, y, contra los de una acción de una empresa bien gestionada y rentable en el tiempo, en particular.

Si la inversión en acciones es la clase de activo que ha dado unos rendimientos más altos a largo plazo, ¿Por qué la mayoría de la gente no invierte nada en bolsa? Como se ha indicado al inicio de este artículo, creo que puede ser por una mezcla de factores: la población no consigue ahorrar consistentemente y, además, el nivel de educación financiera es muy bajo, lo que hace que el desconocimiento sea generalizado.

Para quien es la inversión en bolsa

Con esto no quiero decir que todo el mundo deba invertir en todo momento el 100% de su patrimonio en bolsa. Cada persona es un mundo, se encuentra en una etapa vital distinta, con objetivos que pueden ser completamente opuestos y, como se ha dicho, primero se debe contar con un dinero ahorrado que no se vaya a necesitar en un periodo de tiempo largo, para ser prudentes.

Por ello, primero, es importante plantearse qué perfil de riesgo se tiene antes de lanzarse a invertir. Si una persona tiene un perfil de riesgo conservador, será recomendable que invierta un porcentaje bajo de su patrimonio total en acciones de renta variable. Si el perfil de riesgo es agresivo, el porcentaje a destinar a renta variable será mayor.

Segundo, es importante determinar para qué se invierte, es decir, qué objetivo se quiere conseguir. No es lo mismo invertir para preservar el capital en términos reales (batiendo a la inflación) que invertir para tratar de obtener rentas en forma de dividendos o invertir para tratar de incrementar el capital invertido de forma agresiva.

La tercera cuestión a tener en cuenta es determinar en qué etapa de la vida se encuentra esa persona, ya que, obviamente, no es lo mismo empezar a invertir bolsa con veinte años que con cincuenta. Una persona joven puede asumir más riesgo que una persona mayor, porque el horizonte temporal que tiene por delante es más largo, lo que le permitirá “corregir” y mitigar los impactos que pueda tener sobre su cartera de inversión los errores que cometa, que los cometerá seguro, como le pasa a todo el mundo. Lo que está claro es que por edad, bajo mi punto de vista, no sería recomendable que personas ya en su jubilación tuvieran un porcentaje de inversión superior al 10% de su patrimonio invertido en renta variable si se tiene la intención de usar ese patrimonio en vida. (Cosa distinta sería pensar en legar ese patrimonio a los descendientes, aunque eso da para otro artículo).

Lo que está claro es que, teniendo en cuenta los condicionantes expuestos y los resultados históricos de la renta variable, todas las personas deberían invertir, al menos, un porcentaje bajo de su patrimonio en acciones.

Con independencia de la edad que tengas, el mejor momento para empezar a invertir es hoy mismo. Pero, eso sí, si es la primera vez que te interesas por este mundillo y, si me permites un consejo, fórmate primero, lee todo lo que puedas y, después, invierte.

Vector de Personas creado por freepik - www.freepik.es
¿Quieres comentar algo? Hazlo haciendo click aquí.