fintors
INFORMACION FINANCIERA PARA INVERSORES

Blog de Fintors

Cómo valorar una empresa por el método de descuento de dividendos (parte I): ejemplo real

Publicado el
24 de octubre de 2020

Introducción

Al analizar una empresa, la valoración debe ser el último paso a dar para evaluar si el precio al que cotiza la acción está lo suficientemente por debajo del valor que hemos calculado como para comprar(o vender en corto) acciones de la misma. Esta decisión debe enmarcarse, obviamente, en función de las circunstancias personales y de la cartera de cada inversor (p. ej. habrá inversores que no se sientan cómodos operando en corto ,otros inversores no dispondrán del capital necesario para llevar a cabo la operación, etc.).

Por otro lado, como advertencia a lo que se va a exponer a continuación, y en nuestra opinión, lo ideal es combinar diversos métodos de valoración para comprobar, en primer lugar, si alguno de ellos da un valor demasiado alejado del resto de valores que barajemos. Si es así, eso nos debe poner sobre aviso de que muy probablemente ese valor no sea muy fiable.

También es importante combinar diversos métodos de valoración porque en función del perfil de compañía que se esté valorando, unos se ajustarán más a la realidad que otros. (Por ejemplo, no tiene sentido intentar valorar una compañía de alto crecimiento por el método que se va a explicar hoy, entre otras cosas porque normalmente las compañías de alto crecimiento normalmente no reparten dividendos).

Método de valoración por el descuento de dividendos

Una acción, como cualquier otro activo financiero, generará al menos dos flujos, uno de salida para el inversor (cuando invierte su dinero en acciones de una empresa) y otro de entrada (cuando las vende). En base a estos flujos y una serie de suposiciones, se puede obtener una estimación del valor actual que en el futuro podría llegar a alcanzar una acción, aunque si bien es cierto que hay acciones que generan más de dos flujos, que son aquellas que son emitidas por empresas que reparten dividendos.

Si invertimos en acciones de una empresa que, en principio, queremos mantener de manera indefinida, para obtener una idea de si la cotización es razonable o no en relación con su valor intrínseco desde el punto de vista de un activo que genera unos rendimientos periódicos en forma de dividendos, se puede aplicar el conocido como “Gordon Growth Model” [1] por el que partiendo del dividendo actual que reparte la compañía se puede obtener una valoración.

Este método de valoración se “reduce” a descontar el dividendo actual de una empresa al momento presente, utilizando para ello la tasa de retorno requerida y el crecimiento del dividendo, de lo que se obtendrá una cifra que habrá de compararse con la cotización. Si esta cifra es superiora la cotización, nos indicará que, según este modelo y las suposiciones hechas, la acción está infravalorada, y viceversa.

Pues bien, aunque hay más variantes del método de valoración por descuento de dividendos, la que expondremos hoy creemos que es la más usada y la más fácil de calcular y se basa en la siguiente fórmula:

donde,

Va = Valor actual (valoración que arroja el método)

D = Dividendo anual actual de la empresa

r = Tasa de retorno requerida

g = Crecimiento del dividendo anual

La variable r es la tasa de retorno mínima que el inversor exige al invertir en acciones de la empresa. ¿Cómo podemos estimar esta variable? Pues sumando a la rentabilidad por dividendo obtenida en el momento de compra la revalorización estimada anual que se espera obtener invirtiendo en la empresa. Un punto de partida sensato, para no complicar más el asunto, podría ser suponer que esta revalorización es del 6,7% [2].

La variable g la podemos obtener del crecimiento medio del dividendo durante los últimos 5 o 10 años de la empresa que estemos valorando.


Ventajas y desventajas del método

Ventajas:

·        El método se ajusta muy bien a las empresas con dividendos estables y crecientes en el tiempo, debido a la visibilidad de los mismos y la “facilidad” para poder estimar su crecimiento futuro.

·        Facilidad en el cálculo. Como podéis ver no estamos utilizando una fórmula para nada compleja. La “única” complejidad está en estimar las variables r y g.

Desventajas:

·        El método no se puede aplicar a empresas que no paguen dividendos, que en la actualidad son muchas. Además, como todo método, su resultado variará bastante en función de las suposiciones que se hagan acerca de las variables que intervienen en el mismo.

·        Otra desventaja es que aunque lo estemos aplicando a empresas aristócratas del dividendo, el método supone que seguirán pagando dividendo indefinidamente y este crecerá a una tasa específica, cuando esto puede que no sea así.

·        El método no funciona para empresas en lasque la variable r es inferior a la g, ya que esto nos dejaría un denominador negativo que haría que la valoración resultante fuera negativa, lo que no tendría sentido.

Ejemplo real: 3M

Antes de comenzar con el ejemplo, la advertencia de siempre:

Lo que se muestra a continuación se hace con fines informativos. En ningún caso es una recomendación ni de compra ni de venta. Se recomienda que cada uno haga su propio análisis y tome las decisiones que estime oportunas en base al mismo.

Comenzamos estableciendo las variables:

D = 5,88 dólares (ya que actualmente el dividendo trimestral de 3M es de 1,47 dólares).

Rentabilidad por dividendo actual = 3,68%

r = 3,68% + 6,7% = 10,38%

g = 7,04% [3]

 

Incorporamos estos datos a nuestra fórmula y obtenemos lo siguiente:

Como podemos observar, la cotización es de 159,96 dólares y, por tanto, está un 9,13% por debajo de la valoración aquí estimada, pero a nosotros siempre nos gusta aplicar un descuento del 30% a las valoraciones que obtenemos, por prudencia, por lo que realmente la cotización actual estaría un 29,81% por encima de la valoración.

¿Qué os parece este método? ¿Utilizáis algún otro método parecido? Podéis comentadlo en nuestro foro.

Datos financieros 3M

Consulta los datos financieros de 3M de los últimos 7 años haciendo click aquí.

[1] Propuesto por el economista Myron J. Gordon en su artículo “Dividends, Earnings, and Stock Prices”. Acceso al artículo original aquí: https://www.jstor.org/stable/1927792?seq=1

[2] Se toma esta cifra partiendo de los estudios del profesor Jeremy Siegel, que ha estimado que la rentabilidad media real anualizada de las acciones desde mediados del siglo XIX hasta la actualidad ha sido del 6,7%. Esto coincide con una ratio PER medio de 15. Fuente: https://knowledge.wharton.upenn.edu/article/siegel-shiller-stock-market/

[3] Incremento medio anual del dividendo desde 2015 a 2019. Se puede comprobar aquí: https://www.fintors.es/eeuu/3m

Foto de Negocios creado por xb100 - www.freepik.es
¿Quieres comentar algo? Hazlo haciendo click aquí.